bebes y estres

71 bebés del Materno pesaron al nacer menos de un kilo.

El ritmo de vida actual por culpa del estrés, la progresiva incorporación de la mujer al mercado laboral y el aumento de la edad media a la que se decide ser madre hace que el número de niños prematuros aumente año tras año. En Málaga el 13,39 por ciento de los 7.531 bebés nacidos el año pasado en el Hospital Materno Infantil –979 en total– lo hicieron antes de las 37 semanas de gestación, una cifra que aunque pueda parecer insignificante es la más alta registrada en los últimos años. Y hay que tener en cuenta que el Materno acoge sólo un poco más de un tercio de los partos de la provincia.

 

Este repunte ya se empezó a notar desde principios de esta década. Desde entonces los casos de niños prematuros han subido cada año en torno al 1 por ciento. No hay una única razón que explique este creciente fenómeno, pero los nuevos modos de vida constituyen uno de los principales motivos. “Antiguamente nacían muy pocos prematuros porque la mujer rara vez trabajaba fuera de casa y ahora aguantan en el trabajo hasta un día antes del parto”, asegura el jefe de Neonatología del Materno Infantil de Málaga, Manuel García del Río.

 

Pero no sólo el trabajo influye. El estado nutricional de la madre, la situación social, los embarazos múltiples, el consumo de sustancias tóxicas o factores ambientales también tienen que ver con que cada vez nazcan más niños antes de lo debido. Muchos de ellos logran salir adelante sin ningún tipo de secuela gracias a los importantes avances científicos y tecnológicos que se han conseguido en los últimos años. El problema, según el especialista, es que “cada vez se baja más la edad gestacional que se establece para que se considere viable salvar al niño y eso supone un aumento de la morbilidad”.

efectos del estres en prematuros

El límite fijado por la Sociedad Española de Neonatología está en estos momentos en las 24 semanas de gestación que corresponde a un bebé de poco más de 750 gramos. Un niño que nazca antes no tiene apenas posibilidades de lograr sobrevivir, mientras que a partir de la semana 26 casi todos consiguen salir adelante.

La poca tolerancia digestiva y los problemas respiratorios como consecuencia de la inmadurez de los pulmones casi siempre suelen venir asociados a la prematuridad de un niño. Sin embargo, en este último caso se ha avanzado mucho y los tratamientos de maduración pulmonar intrautero que se realizan cuando el bebé está aún en el vientre de la madre han conseguido disminuir significativamente estos casos.

Lo que más preocupa a los facultativos son otras patologías que pueden dejar graves secuelas en estos niños. Las más comunes son la retinopatía o ceguera, la displasia broncopulmonar también conocida como pulmón crónico y las alteraciones neurológicas, mucho más difíciles de prevenir puesto que el cerebro continúa desarrollándose hasta los 2 años de vida.

Según García del Río, “no es tan importante el peso del bebé como la edad gestacional que tiene en el momento del parto”. La razón está clara: cuantas menos semanas de gestación tenga el niño más posibilidades hay de que nazca con malformaciones y mayor es el riesgo de mortalidad.

El peso, sin embargo, se puede recuperar con facilidad, si bien los niños que nazcan con menos de 1.500 gramos tienen un seguimiento médico continuo que se mantiene hasta los 2 años. De los bebés prematuros nacidos el año pasado en el Hospital Materno Infantil 71 lo hicieron con menos de 1.000 gramos de peso y 114 entre un uno y un kilo y medio.

Otro de los mayores peligros a los que se enfrenta un prematuro son las infecciones que contraen por su fragilidad después del nacimiento, por eso se extreman las medidas de seguridad.

Publicado por

Mónica Grossoni

En la actualidad soy directora de "La clave de tu éxito" desde Enero de 2016 en Madrid y alrededores, España. Promuevo el liderazgo, y motivación para líderes, empresarios, emprendedores, y mujeres lideres de empresa. Transformo a personas normales en líderes extraordinarios. Entrenamiento emocional para líderes empresariales La cuestión hoy día es ¿cuáles son las claves del éxito para el líder de empresa, para el emprendedor, o para el ejecutivo en esta nueva economía? Programas integrales de transformación individualizados y colectivos para particulares y/o empresas (en un año. aprox.) A tu medida. Desarrollo directivo en coaching, ejecutivo y desarrollo de negocio en coaching de negocio; Diversos formatos: cursos, charlas, master class, materiales (videos, libros,...) eventos, meets ups,...múltiples formatos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *