Ignacio Buqueras Pte de ARHOE “La conciliación es rentable y evita el estrés”

Al mismo tiempo que su entidad ARHOE conmemoraba su quinto aniversario como institución, se ha puesto en marcha el II Ciclo de Horarios Racionales, una serie de conferencias encaminadas a explicar a la opinión pública la importancia de desarrollar una política de conciliación de la vida laboral y personal basada en unas jornadas de trabajo europeas. Su presidente Ignacio Buqueras se ha convertido en un defensor de la cultura de la eficiencia; no se trata tanto trabajar más horas como conseguir resultados medibles. “Es fundamental transmitir a la opinión pública que conciliar es rentable y que fenómenos con el estrés puede solucionarse con una buena organización”, comenta La Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE) es una iniciativa surgida hace cerca de cinco años que pretende sensibilizar a la ciudadanía sobre la necesidad de adoptar horarios más racionales y flexibles, que sean similares a los de otros países europeos. Ignacio Buqueras es presidente de esta entidad y presidente de Honor de la Fundación Independiente. Nacido en Reus (Tarragona), este empresario —economista y Doctor en Ciencias de la Información por la UCM– aboga por la regla de los tres ochos: ocho horas de trabajo, ocho de sueño y ocho de tiempo libre. Su organización trabaja para conseguir horarios más europeos de cara a 2010.

conciliacion de vida laboral y personal

  • ¿Q¿Qué primera valoración como presidente de ARHOE puede hacer sobre el deseo de la Unión Europea de ampliar la jornada laboral a 65 horas?

 

Es evidente que esta noticia por el gran calado que conlleva ha tenido una gran repercusión en los medios informativos. Recientemente hemos convocado una reunión de nuestra entidad para estudiar este informe de la UE y desde luego bajo nuestra punto de vista qué duda cabe que tiene más connotaciones negativas que positivas. De todas formas es evidente que solo es un estudio y que con posterioridad deberá ser ratificado por el Parlamento Europeo.

 

Creemos que es un retroceso evidente a cualquier política moderna de conciliación. Pensamos que dentro de la política europea de conjugar la libertad de horarios hay que buscar un punto intermedio que favorezca al trabajador. Es evidente que determinadas empresas por mor de su producción deberán echarle horas a su trabajo, pero de ahí a institucionalizar una tendencia en ese sentido es muy peligroso

 

 

  • ¿A ¿Qué cree que es debido volver a la tendencia de estar más tiempo en el trabajo? ¿Porqué no se fomenta el teletrabajo?

 

Desde ARHOE pensamos que es necesario buscar una cultura de la eficiencia más que de la presencia, que es la que está arraigada en España. Hay que darse cuenta de que estar en el trabajo no equivale necesariamente a estar trabajando. A donde hay que dirigirse es a una búsqueda de la excelencia y de horarios más humanos. Tengamos en cuenta el hecho de que en España se trabajan de media unas doscientas horas anuales más que en el resto de Europa y aún así tenemos una de las tasas de productividad más bajas.

 

Valorar las personas por el número de horas que pasan en su puesto de trabajo es un elemento tercermundista y no es adecuado desde luego a los tiempos que corren. La empresa y la actividad económica debe girar alrededor de los resultados, estés o no de forma presencial en la empresa. Apoyar la eficiencia de alguna forma es tender hacia la excelencia en el trabajo; nuestro mundo es más complejo y competitivo, por ello solo si aprovechamos bien nuestras horas de trabajo podemos hacer frente a los retos de la economía y a nuestra propia competencia. En este sentido estoy totalmente de acuerdo en potenciar el teletrabajo como fórmula que mejore la productividad de la empresa y fomente la conciliación de la vida laboral de ese profesional

 

 

Y esa cultura de la eficiencia cómo y quién mediría los resultados de que se están haciendo las cosas bien..?

Realmente el mundo de la empresa que está muy entroncado en el campo del pragmatismo le es muy necesario tener una medición exacta de su actividad. Las aproximaciones no sirven, hay que saber, le pongo un ejemplo que inversiones se hacen y que resultados se consiguen. Determinadas empresas tecnológicas saben medir el trabajo de sus cadenas de producción en determinado espacio de tiempo, es evidente que en otros sectores quizás sea más complejo lograr la medición de la que estamos hablando.

 

Desde este punto de vista es evidente que cada sector tiene sus propias peculiaridades; su propia forma de actuar. Sectores como el médico, fuerzas de seguridad y medios de comunicación, por darles algunas referencias tienen una forma de funcionar diferente de los demás, pero esto no quita que puedan desarrollar una específica política de conciliación que tuviera en cuenta sus especifidades.

como conciliar vida laboral y personal

Respecto al resto de la población no englobada en estas actividades recomendamos una jornada flexible que arrancaría entre las 7,30 y 9 de la mañana y acabaría sobre las 17 o 18 horas a diario. En medio, pensamos que pudiera haber un alto a la hora de comer de unos 45 minutos, tiempo más que suficiente para recuperar fuerzas y seguir trabajando.

 

¿Sabiendo que los médicos no ven con buenos ojos estos horarios maratonianos de quien depende que se puede romper esta dinámica de trabajo?

 

Cambiar los hábitos de trabajo de los españoles supone un esfuerzo conjunto de la sociedad a través de sus interlocutores; políticos; agentes sociales y medios de comunicación. Es evidente que en estos tres últimos años se ha dado un gran impulso a la cultura de la conciliación, pero aún no es suficiente los resultados logrados hasta la fecha. En este contexto de cambio merece la pena incidir en el trabajo de los medios de comunicación muy sensibles a todo este tipo de noticias y proclives a este cambio que nosotros propugnamos.

 

En estos momentos observamos que hay un sentimiento en nuestra sociedad que el cambio es posible; no estamos en la misma situación que hace cinco años cuando ARHOE empezaba a dar sus primeros pasos como entidad. También observamos que existe cierta voluntad política por parte de las diferentes administraciones de apoyar en la medida que puedan este proceso de cambio. De hecho, le puedo comentar que todos los partidos políticos, unos con mas fuerza y otros de otra manera se han alineado en esta tendencia nuestra.

 

En el terreno político aun queda concienciar al propio profesional que cambie su forma de trabajar; tenga más tiempo libre y sea menos desorganizado. Piensa que debe estar al servicio del ciudadano a cualquier hora y desde luego es un gran error. Nosotros pensamos que debe ser un espejo donde se observe un buen uso de los tiempos, situación que ahora no se da- Mientras no sea capaz de organizar su vida poco podrá hacer por impulsar este fenómeno global de la conciliación. En las últimas elecciones generales presentamos una batería de diez propuestas a todos los partidos e hicimos un análisis profundo de cada programa de cada una de las formaciones políticas. La verdad que el asunto de conciliación de la vida laboral y racionalización de horarios apenas estaba esbozado desgraciadamente.

 

Y en el mundo de la empresa cómo evoluciona la situación que nos comenta?

 

Respecto al mundo empresarial, aquí tendríamos que distinguir el movimiento empresarial del propio de los sindicatos. Empresas como Iberdrola han apostado por las jornadas continuadas para sus 9.000 trabajadores de 7,30 a 15 horas de forma ininterrumpida. Los primeros resultados que esbozó su director de recursos humanos en el acto de celebración del quinto aniversario de ARHOE parece ser muy positivos: por un lado hay una amplia satisfacción del personal ante esta medida y además se constata que ha mejorado sensiblemente la productividad de los mismos.

 

Desde este punto de vista es evidente que la conciliación es rentable. Es un fenómeno que aun tiene que luchar con las jornadas maratonianas, donde es evidente que el tiempo real de trabajo es muy inferior al presencial. Sobre los sindicatos tengo que comentarle que aún tienen que trabajar bastante en este tema, a día de hoy no hay mujeres en los Comités Federales de los grandes sindicatos, porque evidentemente no se dan las circunstancias para que estas personas puedan conjugar su rol de mujer y madre con el de profesional.

Cuando hablaba de los medios de comunicación quiero recordarle que no hay un día que no leamos una noticia en prensa sobre estrés; sus repercusiones y cómo afecta a la salud?

Los medios de comunicación son un reflejo claro de la sociedad en que vivimos. Es evidente que todos estos temas interesan y mucho al ciudadano español. Hace cinco años cuando ARHOE inició su andadura éramos consideramos como utópicos y la mayor parte de nuestros detractores incidían en que no lo conseguiríamos porque siempre había sido así. Con la historia en la mano hemos demostrado que este comentario era una falacia y que hasta los años cuarenta en nuestro país había unos horarios similares a los de Europa. Ni siquiera la excusa del clima se puede poner como elemento que respalda estos horarios tan excesivos. Países de nuestro entorno como Italia, Portugal o Grecia, con parecido clima tienen mejores horarios europeos que nosotros, desde luego.

 

Sobre el estrés puedo comentarle que es un problema de gran calado que debemos afrontar con seriedad. Según datos que maneja nuestra entidad en un país como España se produce más absentismo laboral por un tema de estrés que por la propia maternidad laboral. Esto ha generado muchos cambios en nuestra pirámide poblacional de tal forma que de ser el primer país de Europa por índice de nacimientos ahora somos el último por este mismo concepto. Si en estos momentos hemos repuntado algo es debido al fenómeno de la inmigración.

 

Nos preocupa mucho el estrés y sus consecuencias. Es evidente que aquel español que no sabe gestionar el tiempo es un candidato a sufrir esta enfermedad. Se trata de romper la tendencia de que es todo importante. El tiempo debe gestionarse en función de unas prioridades y sabe decir que no a determinados asuntos. De esta forma se evita que la persona esté agobiada, no tanto por el trabajo que soporta como sobre todo por una mala organización del mismo.

 

Pero se puede gestionar bien el tiempo de uno mismo?

 

Nosotros pensamos que sí, y en este sentido desde ARHOE hemos elaborado un decálogo que sirve de ayuda y explica cómo se puede gestionar tu tiempo. En primer lugar se le da el valor que tiene; una costumbre muy española es ser muy impuntual o las reuniones no empiezan a la hora fijada. En este sentido defendemos que cualquier reunión se planifique y se sepa de antemano cuál va a ser su duración, sobre todo si se implica a diferentes profesionales que pueden incluso no estar en el mismo edificio y que tienen que dejar esas cosas para centrarse en citada reunión. Otro tema que explicamos es la necesidad de la reunión presencial, sobre todo cuando ahora hay medios que permiten la comunicación a distancia como el Messenger o el correo electrónico.

 

Gestionar el tiempo implica un proceso de aprendizaje, quién o quienes deben ayudarnos a esta tarea de gestión..?

Corresponde a las instituciones educativas como la escuela o la Universidad a enseñar, cada uno en su nivel, la gestión del tiempo a los ciudadanos. A su vez pensamos que la familia puede hacer muchas cosas en este mismo campo. Es evidente que una cosa son los conocimientos que aprendes a lo largo de tu vida y que como profesional te vas reciclando. Respecto al buen uso del tiempo, es evidente que para un niño tendrá una utilidad diferente de la del adolescente o la del adulto. Si hemos aprendido a lo largo de nuestra vida urbanidad y buenos modales creemos que podemos también tener capacidad de autogestionar nuestro tiempo en cada una de nuestras situaciones vitales por las que atravesamos a lo largo de nuestra existencia.

estres debido a la conciliacion

 

Estudios laborales señalan que 3 de cada 4 trabajadores están quemados en su puesto de trabajo, entonces hasta que punto a las empresas les preocupa la salud laboral de sus empleados

Son datos muy desalentadores desde luego. Estamos convencidos que la productividad de un trabajador es directamente proporcional a su felicidad o satisfacción en el puesto de trabajo. Si esa persona, por los motivos que fueran no rinde, es muy posible que sea debido a que no está a gusto en su ocupación. En una sociedad como la que vivimos hay que luchar por la conciliación de la vida laboral y personal. En muchos de los países vecinos europeos la jornada laboral concluye sobre las cinco de la tarde, incluido organismos públicos, donde aún también queda mucho por hacer sobre todo en relación a la concienciación de los altos cargos por jornadas menos extensas.

 

En el trabajo los directivos con responsabilidad deben saber marcar objetivos claros y medibles a su equipo. De esta forma el profesional se sentirá por un lado responsable y por otro lado capaz de lograr esos objetivos. Una persona vinculada a la empresa de forma emocional rendirá mejor que otra que trabaja de forma desmotivada y por cubrir el expediente. Que muchas empresas hayan creado los llamados beneficios sociales para premiar el trabajo de sus profesionales se enmarca en esta línea de recompensa profesional. Solo una persona motivada a la que se le dan responsabilidades es desde luego una persona rentable para la empresa.

 

Es evidente por tanto que este entorno competitivo puede llegar a dañar la salud de los profesionales

 

Nuestra sociedad es cada vez más compleja y globalizada; aceptamos la libreconcurrencia pero el profesional debe ser consciente y poder luchar por unos objetivos medibles y reales. Desde este punto de vista es fundamental saber organizarse para evitar situaciones de estrés que, la verdad sea dicha, son muy desagradables y nocivas para el trabajador. Para ello es fundamental el papel de los directivos o jefes de departamento que deben planificar con suficiente antelación el trabajo de su equipo. De esta forma se evitan los tiempos muertos en el trabajo y la posibilidad de trabajar fuera de tu horario por cualquier urgencia de ultima hora.

 

Mientras no se trabaje en pro de una mejor organización del trabajo los ratios de productividad de las empresas caerán considerablemente al a vez que suben los de siniestrabilidad. La persona que no ha descansado; que va tensa o estresada al trabajo es evidente que en determinadas situaciones puede generar un accidente laboral cuyas consecuencias pueden ser difíciles de predecir. Le pongo otro ejemplo para aclarar el tema y son los últimos datos de la Dirección General de Tráfico, se señala que se han incrementado los accidentes en el recorrido que va del domicilio al lugar del trabajo de ese empleado.

 

Entonces hay una relación directa entre estrés y siniestrabilidad laboral?

Sin lugar a dudas, somos el país de la UE con mayor índice de siniestrabilidad laboral en estos momentos. Estamos convencidos que mantener esos horarios maratonianos fuerzan demasiado al profesional y le someten a diversas tensiones, muchas de ellas como ya le comentaba con anterioridad pueden generar algún tipo de accidente. Cuando se habla de desconectar, y de olvidarte del trabajo, lo cierto es que no es tan sencillo como la gente piensa. Otros estudios que manejamos señalan que el español medio duerme cincuenta minutos menos que la media europea

 

Jornadas largas crean personas enganchadas al trabajo y enfermas—

Claro que si. Y la situación es más grave de lo que la gente piensa. En países como Japón donde la competitividad es mayor sabemos de suicidios de profesionales por no llegar a determinados ratios de competitividad. Son situaciones evitables porque vivimos en otro contexto donde la tecnología es una herramienta muy a tener en cuenta para trabajar mejor.

 

Además es fundamental otro aspecto de cara a mejorar la conciliación es que el hombre colabore con la mujer de forma más activa en las tareas domésticas y de educación de los hijos. Los datos tan alarmantes del Informe Pisa que señalan a España como uno de los países que lideran el fracaso escolar también tienen relación con una mala conciliación por parte de las familias. Según expertos en muchas de estas ocasiones de fracaso escolar se producen por la inmersión de los padres en el mundo laboral despreocupándose en gran medida de la educación de sus hijos.

 

A la hora de hacer un balance de estos primeros cinco años de funcionamiento de ARHOE con qué se queda realmente?

La verdad es que está siendo una experiencia apasionante. Con el paso del tiempo y las actividades que venimos realizando la gente observa que es posible modificar nuestro ritmo vital y ser más europeos desde el punto de vista de los horarios. Nuestros dos primeros años fueron como de predicar en el desierto, eramos tachados como antes le comente de utópicos. Es evidente que cualquier cambio cuesta; podemos recordar el cambio de nuestra moneda a euro y las repercusiones que tuvo. Ahora observamos un movimiento ciudadano de apoyo a nuestras reivindicaciones que se opone a esta corriente de jornadas maratonianas poco productivas.

 

Este tipo de cambios supone otros en la propia vida de las personas. Conozco el caso de muchos altos directivos que temen acortar su jornada laboral por temor a no saber qué hacer con su nuevo e inesperado en muchas ocasiones tiempo libre. En otros casos por tener problemas familiares, su estancia más prolongada de lo normal en la oficina es la excusa para no afrontar esa situación en pareja que no funciona. Nuestro país ha cambiado considerablemente, es evidente que tras nuestra guerra civil el país estaba en reconstrucción y había que echarle horas desde todos los estamentos. Pero la situación ahora es afortunadamente muy distinta. Es el momento de apoyar la creatividad y fomentar la tecnología para vivir mejor. No es necesario afortunadamente estar obsesionado por el trabajo.

Para finalizar, en la historia de ARHOE es evidente que diversas actividades claves tienen que ver con la celebración de sus dos primeros congresos y la puesta en marcha de un tercero este otoño?

La verdad es que estos eventos que usted cita han supuesto un arranque notable de las actividades de ARHOE. El primero de ellos celebrado hace dos años se centró en el ser humano y tuvo lugar en la Universidad Rey Juan Carlos. Analizamos los horarios en la infancia y juventud; en la edad adulta y en las propias personas mayores. En el segundo, celebrado el pasado año, abordamos la ecuación Horarios, Conciliación y Productividad como fenómenos interrelacionados entre sí, de alguna forma pudimos demostrar que la conciliación es rentable, pese a que hasta la fecha muchas de las empresas no eran conscientes de este fenómeno. Por último, el tercero que celebraremos en el Palacio de Congresos de Tarragona los próximos 18 y 19 de noviembre bajo el lema de Horarios, trabajo y Calidad de vida

A los jóvenes se les “quema” rápido por el ritmo de trabajo.

El estrés está considerado por la Unión Europea como el segundo problema de salud más frecuente, con un coste anual que supera los 20.000 millones de euros. La trascendencia del problema no es baladí…

Efectivamente, tanto por la afección a personas como por el coste económico que representa dentro de la Unión Europea. Está claro que es un problema que va a más, en la medida en que también es cada vez más conocido. Los estudios evidencian incrementos de casos de padecimiento de estrés, que generan absentismo y afectan a la productividad.

jovenes y estres en el trabajo

¿Con qué víctimas se ceba esta patología ligada al trabajo?

Los datos que tenemos de la última encuesta de calidad de vida en el trabajo, de 2006, señalan que los directivos de empresa y los empleados de la administración pública son los que más sufren este problema, con un porcentaje del 28,7%. Los técnicos y profesionales científicos e intelectuales ocupan el segundo puesto de este “ranking”, con un 23,6% seguidos de los trabajadores de servicios y restauración y vendedores de comercio, con un 22,4%.

Su respuesta desmonta el mito de que los funcionarios son los que mejor viven…

Es curioso, porque los estudios demuestran que este es un concepto equivocado. En contra de lo que mucha gente pueda pensar, la administración es un trabajo muy exigente, más de lo que creemos. Además, son cargos muy frustrantes porque en muchos casos sus profesionales ganan menos que los de la empresa privada y sus opciones de promoción son escasas. Son empleos muy monótonos que hacen que los funcionarios sufran mucho estrés.

Dicen los estudios que la mitad de los trabajadores padecen algún tipo de estrés laboral, ¿exageran?

funcionarios y estres en el trabajo

La cifra es correcta, lo que hay que diferenciar es el grado de estrés. El nivel más alto sólo se da en el 18,6% de los trabajadores.

¿Cuáles son las principales patologías provocadas por este mal?

Hay cinco tipos de estrés, pero en lo que se refiere al común a todas las personas las afecciones más comunes son las digestivas, neurológicas -como migrañas-, las alteraciones cardiovasculares -a través de arritmias- o las osteomusculares -dolores de cuello o espalda. También puede manifestarse a través de dolencias en la piel o afecciones psíquicas, como los trastornos de ansiedad.

  • ¿Qué pueden hacer las empresas ante la fuerte evolución de los casos de estrés laboral?La Ley de Prevención también recoge la obligación de evaluar los riesgos psicosociales del trabajo. Es decir, los factores que repercuten en la salud de los empleados. Las empresas deben hacer esa valoración y llevar a cabo programas contra el estrés. En su mano está el modificar las condiciones de trabajo que los estudios revelen como inadecuadas y facilitar mecanismos para solucionar casos personas. No obstante, se trata de un problema en el que deben colaborara todos.
  • ¿Qué colectivos suelen sufrir más tensión en su puesto de trabajo?Sobre todo, las mujeres y los jóvenes. Éstos tienen una dinámica y un ritmo de trabajo muy duro, por lo que se les quema enseguida. Además, la remuneración no va acorde a ese nivel de exigencia.
  • ¿Cuántos de esos casos acaban engrosando las estadísticas de bajas laborales?Los estudios que manejamos indican que en una gran empresa cerca del 40% de los casos de absentismo están relacionados con el estrés, lo cual es una cifra preocupante. Y lo mas curioso de todo es que este coste laboral podría reducirse con programas adecuados.

¿Qué es el estrés corporativo?

El que se da en grupos de personas que trabajan juntas. El estrés personal es el que se da en una persona. En este momento estamos ante un hecho dentro de la ciencia de la psicología. Sin embargo, cuando varias personas trabajan juntas en una empresa o entidad, el fenómeno se manifiesta no como una persona, sino como un colectivo.

estres corporativo

Estamos en el campo de la sociología. Estamos ante el estrés corporativo. La organización sufre de un fenómeno indeseable, un efecto adverso del que desea deshacerse. Pero como el fenómeno afecta a dos niveles: a nivel individual, la intervención ha de hacerse desde la psicología, a la vez que abordar al colectivo social laboral.

Guía rápida para la superación del estrés.

¿Cómo elegir la solución o terapia mas adecuada a mi caso?

Deseo librarme de mi estrés. Pero no sé por donde empezar. Cada vez que entro en Internet me abruma la cantidad de información, la cantidad de terapias, soluciones, pero no sé por cual decidirme. Ni siquiera sé en particular que me está pasando. ¿Qué puedo hacer?
Este articulo pretende dar respuesta a personas que desean orientarse entre la diversidad de soluciones posibles. Elegir la mas conveniente a la etapa en que el estresado se encuentre, y saber en realidad lo que está haciendo o logrando con la aplicación o utilización de esa terapia o solución elegida. Por que elegir uno u otra, en que momento o fase de mi proceso me interesa obtener que clase de beneficios, y que solución m e ayuda en cada etapa.
En definitiva, estar orientado, y ser mas consciente de que hacer y que me sirve a mí y lo que no me sirve a mí.

como superar el estres

Para contarles que pueden hacer en cada etapa de su proceso de estrés lo haré de una forma natural, tal y como suele suceder en las consultas que me hacen los clientes.
Cada vez que entrevisto un cliente que desea superar su estrés, me refleja en primer lugar que le pasa y durante su narración siempre está impregnada de 3 emociones negativas.

De esta forma me traslada sus quejas mas acuciantes: tengo mucha ansiedad, y no puedo (dormir, trabajar, pierdo muchas cosas, me caigo,…..) en este momento me cuenta sus síntomas. Casi en seguida aborda el tema de que sus personas cercanas en su entorno “dicen, que tengo muy mal genio últimamente” ó más bien, es la queja de los demás. Es un signo claro de que algo va mal. Pero sobre la segunda mitad de la entrevista, es cuando abordamos el asunto de qué quieres o estas dispuesto ha hacer para cambiar tu situación en tu vida. En este punto, es cuando el cliente, se pone en plan “mi mal no tiene remedio”, “es una causa perdida”, “Estoy atrapado en mi vida”, “necesito un milagro para salir de este atolladero”. Le invaden profundos sentimientos de desesperanza, falta de confianza en si mismo y en sus capacidades para darle la vuelta a la tortilla, y emociones de tristeza, apatía y mal estar. Y para garantizar que este estado no tiene salida, y queda bien consolidado en el sujeto, suelen cebar estas 3 emociones presentes con pensamientos automáticos que saltan como un resorte automático cada vez que el entorno les aprieta las tuercas un poquito más y se vuelve más hostil y amenazante. De esta forma, cada vez que piensan como la realidad es tan negra y lo imposible que es cambiar las cosas, aumentan su ansiedad, se enfadan mas y de rebote, mas tristeza y desesperanza. Es un círculo vicioso que se autoalimenta y que va engordando más y mas. Mientras dura este proceso, el cuerpo empieza a sufrir las consecuencias de los excesos de trabajo, y los malos pensamientos y emociones. Entonces aparecen las somatizaciones y a la larga las enfermedades. Pero el cliente me pregunta, y que para eso ha venido a verme ¿qué puedo hacer para salir de este círculo vicioso? Muchas cosas, le contesto yo. Veámoslas en su conjunto.

En primer lugar, hacer un poco de espacio en tu vida. Ganar algo de tranquilidad y descanso, apartándose del foco del estrés, al menos un poco. A menudo hacer esto significa hacer cosas como delegar tareas, asignar las que puede hacer otra persona, hablar con el jefe para plantear un tiempo de baja, o con menos tareas, o con otro horario, o buscar una solución adecuada.
Para garantizar una adecuada canalización de esta fase, es muy interesante que las empresas dispongan de políticas favorables y dispositivos para la recuperación de trabajadores y profesionales que se hallan en situación de estrés. Bien sean estas en el marco de la recursos humanos, la salud laboral, la conciliación laboral, RSC, o bajo otro epígrafe. Existen numerosas vías por las que atender a este tipo de empleados.

En segundo lugar,para ello lo primero es tratar tu ansiedad. Según sea la gravedad del cliente, si tiene un insomnio severo, y necesita dormir a toda costa, o si existen taquicardias, u otros síntomas claros que indiquen una ansiedad que imposibilita el acceso al cliente que bloquea la comunicación con él y no hace posible el inicio de algún tipo de solución. En este caso hay que tomar algún tipo de medias urgentes para reducir la ansiedad. Como ejercicio, medicación oportuna, técnicas psicológicas de autoncontról emocional y diversión.

En tercer lugar: recuperar el maltrecho cuerpo: Darle lo que hace tiempo no le das: descanso, alimentos adecuados, recuperar los ritmos circadianos –los ritmos de sueño y vigilia, horarios de comidas, trabajo y desconexión y algo de ejercicio físico moderado. Si existen enfermedades o síntomas de enfermedad hay que recibir asistencia médica inmediatamente. Aprender hábitos sanos — alimenticios, de autocuidado y salud, belleza, ejercicio,…-.

En cuarto lugar, reconexión y autocontrol emocional. Hay que reaprender mecanismos de autocontrol emocional, conectarnos con nuestro cuerpo, pues el estrés anida a través de un proceso de desconexión mente cuerpo. Una persona es un algo integrado compuesto por diversas partes, de un modo compacto, integrado. Cuando apartamos una o varias facetas nos desintegramos y funcionamos mal. Como las técnicas psicológicas de autoncontról emocional, y la práctica de disciplinas orientadas a fundir cuerpo y mente.

controlar ansiedad laboral

En quinto lugar, reorganización de tu vida. Si hacer lo que hacías y como lo hacías te ha conducido al estrés, hay dos cosas que toda intervención debe contemplar: fortalecer tu resistencia al estrés y otra es cambiar el entorno.
A) fortalecer tu resistencia al estrés. Aprendiendo técnicas que te harán más resistente.
B) Cambiar el entorno. Estos cambios implican revisar los roles actuales ( pareja, familia, trabajo, …) redefinir tus prioridades- a menudo mis clientes no son conscientes hasta que punto las prioridades que dicen que tienen, son contradictorias con el uso que hacen de su tiempo y de su dinero. Es una forma muy sencilla de darse cuenta de que hay que reducir la distancia que separa las prioridades y el tiempo y dinero que usamos en hacer realidad dichas prioridades. En este punto llegan a la conclusión de que tienen que tomar alguna decisión importante en sus vidas. Y generalmente esto les da miedo, o al menos les frena mucho. A menudo piensan que han de cambiar de trabajo, o “dar un golpe de estado en casa”. Lo cierto es, que aunque sea cierto, lo importante no es hacer lo que hay que hacer, sino el como se hace es lo mas importante. Para garantizar los resultados positivos deseados es importante suavizar/lubricar la puesta en escena de estas decisiones mediante una adecuada comunicación. Las habilidades de comunicaciónempática y asertiva hacen milagros. Es muy frecuente que necesiten algunas mejoras en su comunicación y replantear la manera en que conducen las relaciones con otras personas, revisar las dinámicas ocultas, los patrones, y los limites perfiles en sus relaciones. En general, esta fase, viene de la mano de un experto, que suele ser un coach. En realidad, ordenar tu vida, es sacar lo mejor que uno puede sacar de si mismo. No significa que estés enfermo, sino que a menudo uno vive la vida en blanco y negro, sin ser consciente de que se deja oportunidades de ser más feliz, y necesita de alguien que haga de espejo y le ayude a dirigir sus pasos de forma mas efectiva.

En sexto lugar, buscar soluciones a largo plazo. Renovar tu vida. Ya has mejorado mucho tu ansiedad, tu ira, y la tristeza y desesperanza ha dado paso a ser consciente de que es posible para ti vivir sin estrés y tener una buena vida. Pero para que esta mejora no se pierda y vuelvas a la casilla de salida, ahora tienes que adoptar definitivamente un nuevo estilo de vida. Es decir, instalarte en la “cultura sin estrés”.

¿Conoces lo que es el estrés laboral?

La idea más famosa sobre el estrés, es que el estrés laboral brota cuando las demandas del trabajo superan las capacidades, los recursos o bien las necesidades del trabajador como las interpreta.

Realmente, existen 4 modelos explicativos que pueden ampliar esta explicación tan reduccionista:

estrés en el trabajo

El ambiente nos demanda demasiado. El profesional o bien empleado tiene la clara sensación de que las demandas de la coyuntura laboral en la que se ve inmersa el trabajador o bien profesional superan sobradamente a sus posibilidades de hacerlo bien que esta cree tener. Se ve desbordado por su trabajo, por su vida, o bien por sus circunstancias. En un caso así se hallan aquéllos cuyos jefes les van delegando cada vez pero trabajo y con frecuencia no incluye promoción, o bien mayor retribución, aquellas personas que efectúan el trabajo de sus compañeros de vacaciones, o bien que han minimizado plantillas, o bien los que sobresaturan sus agendas, los que no saben decir no y admiten todos y cada uno de los encargos, los empresarios en creación de empresa, los inexpertos como los jóvenes en su primeros empleos.
El ambiente es interpretado como hostil: Cuando ud, por poner un ejemplo, precisa llegar a casa pronto mas el recorrido entre casa y su trabajo le toma una hora largas caravanas, y sabe que sus hijos están hace rato, solos en casa. Y de este modo, todos y cada uno de los días. Esto es, las necesidades y esperanzas del sujeto chocan contra una realidad que no le deja conseguir cumplirlas.

estres laboral

 

La gravedad de las consecuencias de los fallos que se cometen.

No es exactamente lo mismo meter la pata en un tiquemal efectuado en una caja de un súper que meter la pata abajo en la mina, excavando un túnel y reforzarlo mal y que te caigan toneladas encima o bien si estás en una entrevista de trabajo fundamental para ti.. Esto es, la gravedad de los posibles fallos que se pueden cometer en un puesto o bien sus consecuencias derivadas son cosas que ocasionan agobio en el sujeto. En un caso así se encuentran los profesionales de actividades de alta peligro para el agobio, donde estar agobiado crea el medio de proliferación para elevar la tasa de accidentes como los taxistas, mineros, policías, cirujanos, etc

Soñar o bien tener aspiraciones, que no se pueden conseguir, o bien no se sabe cómo: Por servirnos de un ejemplo el empresario que pone un negocio, mas se halla por el camino grandes contrariedades a que no se ve capaz de solucionar. O bien el matrimonio que se casa ilusionado, mas que cuando transcurren los primeros años se dan cuenta de la trampa en la que se han metido. O bien la imposibilidad de promocionar y ganar pero dinero tan preciso tal como se ha puesto la vida. En todas y cada una estas situaciones el sujeto piensa que sus necesidades, sus aspiraciones y/o sus esperanzas nunca van a ser cubiertas por una realidad que impide nuestros sueños. Siente ira y frustración, tristeza y también indefensión.
Conforme aparece en los documentos divulgativos del Instituto Nacional de Seguridad y también Higiene en el Trabajo, dependiente del Ministerio de Trabajo y Temas Sociales (mil novecientos noventa y siete), el término de agobio laboral se define como “«la contestación fisiológica, sicológica y de comportamiento de un individuo que procura amoldarse y ajustarse a presiones internas y externas»”. El agobio laboral aparece cuando se presenta un desajuste entre la persona, el puesto y la propia organización.