LA PSICOLOGÍA DE LA SALUD: EL ESTRÉS

 

La RAE define el estrés como;” Tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves”. El estrés no es más que una respuesta natural que responde a la necesidad del individuo a intentar adaptarnos a situaciones que no somos capaces de controlar normalmente y que si éstas se prolongan en el tiempo, pueden llegar a ser perjudiciales. Dicho de otra manera, es el proceso natural del cuerpo humano ante situaciones externas al mismo que le resultan desafiantes y ante las cuales se tienen reacciones mentales y físicas que pueden llegar a bloquear o perturbar al individuo.

tipos de estres

El entorno que nos rodea está en constante cambio y el hombre o la mujer deben saber adaptarse a esos cambios y deben reaccionar de una forma lógica por lo que algo de estrés positivo es bueno para esa adaptación, es el instinto de supervivencia lo que hace que el individuo tenga el control, lo perjudicial viene cuando estas situaciones se alargan y nos imposibilitan reaccionar afectándonos de forma negativa. Así vemos dos tipos de estrés, uno positivo que nos hace reaccionar ante distintas situaciones que se nos plantea y otro negativo que nos neutraliza y nos impide tomar el control.

 

En función de la durabilidad del estrés podemos clasificarlo en tres tipos:

 

El estrés agudo; es el tipo de estrés más común, el más sufrido por hombres y mujeres. Es el que nos imponemos ante el resto del mundo y ante nosotros mismos, exigencias derivadas de complejos del pasado o ante proyectos futuros, ante los cuales nos sentimos incapaces de cumplir, nos suele acarrear dolores musculares, fatiga, es el que menos se prolonga en el tiempo, son situaciones puntuales.

 

El estrés episódico; es el estés que viene cuando se sufre estrés de forma continuada. Normalmente son personas que se imponen proyectos irreales en sus vidas, a veces son impuestos por la sociedad, pero de cualquier forma son ideales inalcanzables que suponen en el individuo sensaciones de fracaso continuo. Las personas se muestran irritables e incapaces de seguir con sus vidas necesitando ayuda médica.

 

El estrés crónico; es el tipo de estrés más grave, el estrés se repite una y otra vez, pudiendo dar lugar a la destrucción de la salud psicológica del individuo. En ocasiones la persona que lo sufre no es consciente de ello, son tan frecuentes las crisis que no se reconoce sin ellas. Se manifiesta de multitud de formas; depresión, ansiedad, insomnio, abuso de drogas, etc. Según diversos estudios es en el entorno laboral donde se están dando con mayor frecuencia en la actualidad.

 

Ante el estrés cuerpo y mente entran en movimiento, y nos encontramos síntomas como; fatiga, cansancio físico y psicológico, contracturas musculares, ansiedad, miedo, dolores de cabeza, etc, una serie de manifestaciones de nuestro cuerpo ante esas situaciones que nos bloquean y que con las que no nos   sentirnos bien. Hay terapias de todo tipo, debido a que la sociedad en la que vivimos es la causante en la mayoría de los casos de este estrés.

métodos para controlar el estres

Existen algunos consejos que pueden reducir el estrés, tales como:

 

-Practicar yoga o pilates, se ha demostrado a través de varios estudios que la práctica de estos ejercicios, son beneficiosos para la reducción del estrés, prácticas que ejercitan cuerpo y mente, que relajan y dan paz.

-Uso eficaz del tiempo, gestiona tu tiempo de forma útil, utilizar agenda es una forma práctica de organización. Tómate tiempo para ti, tu familia y amigos

 

-Procurar tener una vida saludable, come y bebe de forma sana, eliminar comidas copiosas o grasientas que reducen tu movilidad y que hacen que te sientas más pesado.

 

-Dormir bien, esto incluye una cama y almohada cómodas y sobre todo con un ambiente ideal para ello, eliminando ruidos estridentes o con volumen demasiado alto, usar tapones si esto no es posible.

 

-Intentar ser positivos, siempre hay personas o cosas a tu alrededor que pueden proporcionarte esa fuerza, a veces no miramos y no vemos.

 

Vivimos en la sociedad del estrés, todo cambia de forma rápida, tenemos que adaptarnos, subirnos al tren, debemos tener éxito en el trabajo, tener dos casas, un coche de moda, niños guapos y populares, un sin fin de cosas normalmente innecesarias para ser felices y sino lo conseguimos nos sentimos fracasados y todo a nuestro alrededor deja de tener sentido. Nos han impuesto unos cánones de forma de vida que no son válidos para todos, provocando estrés y otras enfermedades al individuo que no es capaz de estar a la altura.

 

Además de estos consejos debemos de recordar que hay momentos en los que el estrés nos sobrepasa y que no somos capaces de gestionarlo por nosotros mismo, en estos casos es conveniente actuar de manera contundente antes de sufrir daños mayores, para conseguirlo debemos buscar ayuda de un profesional, desde este articulo les recomendamos un psicólogo onubense que tiene una amplia experiencia en el sector Javier Vilches, y que estará encantado de atenderles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *