el placer de lo rutinario

El placer de volver a la rutina tras las vacaciones.

Todos deseamos y precisamos, unos días de reposo, mas hay personas que desean que las vacaciones acaben para regresar al placer de lo rutinario. Y no es que no deseen o bien no les agraden las vacaciones. Seguramente pasan por un periodo de su vida donde el agobio tiene un papel esencial y, nos guste o bien no, las vacaciones son un factor agobiante. No se debe comprender el agobio de las vacaciones como algo malo, todo lo opuesto, el agobio son mecanismos que nuestro organismo precisa para amoldarse a las situaciones alterables. Lo que sucede es que si: soy madre de hijos pequeños, mi relación no pasa por el mejor instante, me he separado últimamente o bien acabo de perder la pareja, mi vida ya tiene demasiado agobio, y sumarle el de las vacaciones puede resultar exuberante y por esta razón deseo regresar cuanto antes a la normalidad.

irse de vacaciones y el estres

Cuando las personas se hallan en situaciones de este género es esencial que al regresar a “la rutina diaria” se reflexione sobre lo que ha pasado.

Si sois progenitores o bien madres responsables y tiene hijos pequeños, absolutamente nadie os va a poder mudar la situación, mas comprender que pasa por un instante del ciclo familiar donde son normales estos géneros de enfrentamientos ayuda a darle una dimensión diferente al inconveniente y ser más permisivos con vosotros mismos. Las vacaciones son unos días donde hay que intentar eludirse del exceso de perfeccionismo en conforme qué labores, por servirnos de un ejemplo las del hogar. Probablemente pese a querer básicamente en el planeta estar con sus hijos, estos os saquen de “quicio”, comprender que este es un sentimiento normal de progenitores y madres le va a ayudar a no sentirse culpables de tenerlo .

No afirmamos nada nuevo si aseveramos que la finalización de las vacaciones coincide con la temporada del año donde más parejas se rompen. Es verdad que muchas parejas hallan en las vacaciones unos días ideales para charlar de los posibles enfrentamientos latentes y localizar la forma de progresar la relación. Mas si los días de ocio transcurren, y la sensación de no poder más os desborda, no busque el inconveniente en las vacaciones, pregúntese qué pasa en su relación. Frecuentemente se comete la equivocación de meditar que cuando todo vuelva a la normalidad del día tras día el enfrentamiento ya va a estar resuelto. Ciertamente la rutina diaria actúa como un linimento eficiente para esta clase de inconvenientes, mas no es suficiente, si no charláis de lo ocurrido va a estar amontonando unos puntos negativos que con el tiempo pueden resultar perjudiciales. Este es el instante, aprovecha la calma de la rutina rencuentro para poner encima de la mesa las situaciones que no le gustan; es mejor que hacerlo desde el enfado de las vacaciones.

problemas con el estres durante las vacaciones

Para las personas que hace poco que terminan de perder a la pareja, las vacaciones son un periodo donde pueden probar sensación de soledad, y por ende desearán acabarlas cuando ya antes mejor. Si hace poco que te has separado, aun por propia resolución, seguramente todavía no has encontrado tu nuevo proyecto de vida y en consecuencia es normal querer que llegue el instante de la rutina que aligeran este sentimiento de soledad. Si el motivo ha sido la muerte, estás en periodo de duelo, y las primeras vacaciones es uno de los instantes en los que se siente más la pérdida. En estas situaciones es esencial comprender que no tienes obligación de nada. Si te viene gusto salir, hazlo, mas si no deseas, no lo hagas. No hay formas buenas y formas malas de vivir este periodo, cada persona debe decidir la manera en que desea vivirlo. Si bien, en ocasiones, los que nos rodean no lo comprendan, no desea decir que no nos quieran, todo lo opuesto. Las personas no desean que los que están a su alrededor padezcan y desean sacarnos de este estado, y para esto procuran animarnos invitándonos a hacer cosas que todavía no tenemos ganas de hacer. Si esta es tu situación, considera que están procurando asistirte, y que a pesar de no hacerlo tal como deseas, lo hacen por el hecho de que te quieren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *